Tag Archive : Reflexiones

/ Reflexiones

El otro y su tiempo

29 octubre, 2019 | Apuntes, Ejercicio creativo, Libros, Reflexiones, Vivencias | No hay comentarios

Jugar con los tiempos del otro. Creer que ese tiempo es de uno y no del otro. Que nos pertenece ese tiempo ajeno, y todo lo que cabe en él, y así apoderarnos de la voluntad del otro.

Si el otro quiere descansar, no podrá; si el otro se quiere divertir, no podrá, porque le robaré el tiempo dedicado a ello, le robaré el tiempo para adueñarme de su vida y alimentar la mía.

No tener vida propia se suple con robarle la vida a otro, eso es lo que nos creemos. No nos damos cuenta que nunca podremos tener lo que no construimos.

(más…)

Yo maté a Martha Arias

10 noviembre, 2018 | Reflexiones | 4 comentarios

Continuando con mi búsqueda de inspiración para poder terminar mi cuento/relato que abandoné hace un año, es que encontré en internet un taller literario online*.

Mirando la forma de dictar las clases y las consignas encomendadas, me encontré con la primera, dada como ejemplo, en la cual debía escribirse la forma en que maté a Martha Arias y el escritor debía tener su profesión real o una ficticia.

En mi caso, como soy abogada penalista, el título me era familiar.

Aquí estoy entonces para confesar cómo maté a Martha Arias.

(más…)

Las cosas simples

19 febrero, 2018 | Lo que me pasa, Reflexiones, Vivencias | No hay comentarios

Leyendo un texto de Georges Perec, “ Lo infraordinario”, una oda a las cosas simples, me disparó el análisis de la rutina del  trabajo.

Cuántas horas de nuestro día pasamos anestesiados en un lugar al que llamamos trabajo?, y que sin darnos cuenta las cosas que allí nos ocurren se van metiendo en nuestro cuerpo de a poco, sin que nos demos cuenta, de manera constante e irremediable.

Las cosas simples

(más…)

Duro de entendederas

8 agosto, 2017 | Anécdotas, Reflexiones | No hay comentarios

Cabeza dura, empecinado, terco como una mula serían los sinónimos de la expresión duro de entendederas.

Vaya uno a saber de dónde sale esa expresión.  Lo cierto y claro es que las personas a las cuales les caben esas definiciones, nunca se dan por aludidas.

Son personas tenaces, inteligentes, pero cuando una idea se les pone en la cabeza no hay forma de cambiárselas.

Lo peor de esa actitud no es su terquedad, sino el cúmulo de justificaciones que pergeñan  en sus cabecitas para poder sostener ese empecinamiento.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: