Tag Archive : Libros

/ Libros

Descubriendo a Frida Kahlo

5 marzo, 2019 | Apuntes, Libros | No hay comentarios

Bueh! En realidad todos la conocemos. Sabemos de su historia como mujer latinoamericana. Sentimos que sus palabras hoy adquieren vigencia a pesar que Frida se fue en el año 1954, su pensamiento como mujer se actualiza cada año; sus amores clandestinos hoy renuevan simpatías, y los dolores de su cuerpo reflejados en su obra están siempre vigentes si se tiene la sensibilidad de apreciarlos.

Cuando digo “descubrir” en realidad me refiero a conocerla.

Encontré hace un tiempo un libro que contiene varias ilustraciones de artistas jóvenes que pintaron, dibujaron, ilustraron a Frida Kahlo. Un libro con una inmensa fuente de inspiración para aprender a mirar un rostro e inspirame para trasladarlos al bordado.

El libro me enseñó cómo destacar el rostro de Frida; cómo remarcar sus detalles y los símbolos que identificaron a la artista mexicana que incluyen los monos, corazones, flores en el cabello y sus incofundibles aros.

Los símbolos

El corazón, las flores en el cabello y otros símbolos que identifican a Frida Kahlo me dieron curiosidad como para comprarme el libro de editorial Taschen “Frida Kahlo” de Andrea Kettenmann.

Un placer leer y mirar su obra. Tambien voy descubriendo su camino en el arte. Ya había visto una película sobre su vida, que siempre tiene un poco de novela; y conocido su obra de verla en más de una exposición en el MALBA, en Buenos Aires. Ahora me tomo de tiempo de leer y reller, de mirar y remirar sus cuadros.

En el mismo libros de Taschen hay algunos ex votos, que consisten en pequeños cuadros de agradecimiento a las vírgenes sobre eventos trágicos o intensos de la vida.

Suerte que el libro de ex votos mexicanos ya lo tengo! Sino saldría corriendo a buscar uno.

Hasta la próxima!

BICHA de CLAUDELINA.

Muchos mimos

7 febrero, 2019 | Anécdotas, Apuntes, Libros, Lo que me pasa | No hay comentarios

Viste cuando alguien adivina lo que te gusta y te lo regala?

Esas hebillas con brillito de dudoso gusto que te fascinan, y que una amiga te la regala?

Esas libretitas con la cara de un perrito que sólo a vos te parece diviiina, y te la regala una compañera de trabajo que te dice “-fui a comprar vinchitas para mis hijas y encontré esta libretita con un perrito para vos”.

Bueno, así me sentí cuando llegué de las vacaciones y encontré entre el correo la caja de Bukku Libros con un montón de regalitos. Tooodos para mi.

Bukku LIbros es un servicio de suscripción mensual que te envía a tu casa un libro seleccionado. Pero eso no es todo…

Viene con regalitos!!!! Este mes trajo banderitas de colores para marcar hojas, de esas que tienen pegamento en un extremo; dos resaltadores que adoooorooo. Cómo me gustan las banderitas y los resaltadores. Y también te llega un código para escanear un listado de canciones que eleigió el autor del libro para que escuches cuando lees.

Este mes llegó el libro ¨Las reuniones” de Rosario Bléfari de Editorial Rosa Iceberg.

¿¿Se puede pedir más?? Todo un mimo. Gracias Bukku, hasta el mes que viene que volveré a ser mimada.

BICHA de CLAUDELINA

Un encantandor relato

3 febrero, 2019 | Libros, Vivencias | No hay comentarios

Estoy leyendo el libro de María Gainza “El nervio óptico”, en el cual relata aspectos de su vida personal en paralelo con la descripción de un espectador de obras de arte, las cuales se exponen en museos argentinos.

El Museo de Arte Decorativo, el Museo Nacional de Bellas Artes son los escenarios donde uno se transporta para ver las obras que describe la autora.

Google es un aliado para la lectura del libro, ya que es necesario ver la obra de la que habla Gainza.

Luego será necesario concurrir a los museos para volver a disfrutar de las descripciones de las obras y de los relatos de los autores.

Entremezclado con las miradas sobre las obras de arte de distintos autores aparecen descripciones de la vida de la autora del libro. No se sabe si son reales o noveladas, lo cual no cambia en nada su apreciación sobre los personajes que la componen.

Entre esos relatos, destaco este que me parece maravilloso:

“La primera mitad de tu vida fuiste rica; la segunda, pobre. No alarmantemente pobre, sino más bien seca, de esas que llegan arañando a fin de mes sin haberse dado ningún lujo y tienen que salir corriendo a pedir prestado si surge algún imponderable. Eso explica tu síndrome de Cuna de Oro, la indestructile sensación de que el dinero siempre está….Pertenecés a una clase que durante generaciones ha dado por sentado que todas las noches tnedría un plato de comida caliente sobre la mesa. Hay mucho de bendición en eso, y algo de maldición también: la falta de hambre te vuelve haragana. El mismo fenómeno, pero a la inversa se da en las personas que han pasado privaciones y de grandes tienen dinero. Esa gente dice que llevará hasta el último día la sensación de frío y precariedad metida en los huesos…Vos podés pasar una larga temporada comiendo arroz, pero siempre pensás que va a ser pasajero…”

“El nervio óptico”, María Gainza

BICHA de CLAUDELINA

Lectura y descanso

7 enero, 2019 | Libros, Lo que me pasa, Vivencias | 2 comentarios

Una lesión muscular me obligó a hacer reposo. El primer traumatólogo que visité me recetó paracetamol después de hacerme una radiografía. No tiene nada, me dijo.

Pasó una semana, y el dolor seguía, así que me saqué un turno con una deportóloga. Me revisó.. No tiene nada, haga kinesiología, me dijo.

Paso la semana y el dolor se intensificaba, entonces concurrí a otro traumatólogo que practica la acupuntura. Me ordenó reposo para recuperar mi cuerpo de un gran estrés.

Así entonces me dediqué a mirar películas y a buscar libros para leer. Mi posición física debía ser horizontal, por lo cual se me dificultaba el tejido y el bordado.

Así fue que empecé con los libros.

Libros y descanso

Primero leí “También esto pasará” de Milena Busquets. Me encantaron las descripciones de sus sentimientos frente a la muerte de su madre; la revisión de su vida, y el espíritu de la ciudad de Cadaqués que la recibe con amigos luego de aquel acontecimiento.

Luego me pasé a “La habitación alemana” de Carla Maliani, que me atrapó con el relato que no da respiro, dando la impresión que el lector va de la mano de la protagonista mientras observa sus vivencias.

Así fue que empecé el año 2019 con los libros.

Hoy fui hacerme acupuntura, tenía mucho dolor y me resistía a las agujas. El traumatólogo chino me dijo “ corticoides o acupuntura”, corticoides no es bueno para tu cuerpo.

Tanto lloré del dolor que, de vuelta para casa pasé por la librería ”Libros del pasaje” en la calle Thames 1762 en el barrio de Palermo en Buenos Aires y me compré tres libros para continuar con mi reposo y mi recuperación:

  1. Kentukis de Samanta Schweblin
  2. La ilusión de los mamíferos de Julián López
  3. Mi marido y su mujer de Rosario Oyhanarte

Enfrente de la librería del pasaje hay una confitería, y como me había salvado del corticoide que siempre engorda, mi marido compro churros con dulce de leche. Ya que mi salud mejorará con la acupuntura y no con el corticoide, y para olvidar mi llanto de dolor me comí dos churros enorme con unos mates.

Churros, mates, y libros una tarde feliz. Ponele…

B I C H A

El libro de pintura sin pinturas

30 noviembre, 2018 | Libros, Poesía | No hay comentarios

El libro de Eduardo Mileo “Extracción del agua de la niebla” rinde homenaje a las pinturas que, desde años antes de Cristo hasta el presente, han recorrido su camino hasta hoy.

Pero…el libro no tiene imágenes, sino poesía del autor en la página izquierda del lector, y una descripción de la obra de la cual se habla en la página derecha del libro.

 

Estudio Rojo de Henri Matisse

PAGINA IZQUIERDA

Henri Matisse (1869-1954)

Los objetos no existen.

El volumen es un invento del color.

Los separo del fondo 

por su ausencia de fondo.

La forma los aplana.

Los ojos saltan de un ángulo a otro.

¿Qué ven?

Lo rojo es la sangre.

Todo cuadro es un crimen.

PAGINA DERECHA

El estudio rojo (1911)

¿La mesa la creamos nosotros o ya estaba? Los accesorios pasan a primer plano y dejan el resto, todo su soporte, el cuarto entero, como accidente. El rojo es un tono superficial. Es difícil recortar algo de ese fondo. Decir cuándo empiezan a aparecer los objetos. No se trata de mirar con atención, sino de mirar largamente. Los ojos creen ver sangre, pero de esa visión líquida lo sólido despierta. Uno empieza a ver.  A desconfiar de su ceguera.

Bicha

A %d blogueros les gusta esto: