Categoría: Vivencias

Home / Categoría: Vivencias

Dr. Shomboi

10 junio, 2019 | Anécdotas, Apuntes, Vivencias | No hay comentarios

La casa de mi familia era un departamento alquilado, tenía muebles que serían modernos para su época aunque no eran caros ni de estilo. Mi papá era militar y mi mamá maestra. Mis dos hermanos y yo íbamos a la escuela pública con guardapolvo blanco, lo cual nos evitaba gastar en uniformes. A medida que crecíamos a mí me tocaba el delantal nuevo porque era la hija más grande, mientras mis hermanos heredaban los míos, lo cual me hacía una privilegiada porque era la siempre estrenaba ropa, mientras que a mis hermanos le llegaba todo de segunda mano.

Julio González (1876-1942)
(más…)

Margarita

27 mayo, 2019 | Apuntes, Reflexiones, Vivencias | No hay comentarios

Cuando tenía 15 años me fui a vivir a Wichita, Kansas, en los Estados Unidos. Estuve allí durante 6 meses con una familia americana que me alojó en su casa mientras duró mi intercambio estudiantil. 

La familia Davis generosamente me consiguió una beca en el colegio Bishop Caroll High School adonde cursaba tercer año. El colegio era enorme, con un gran campo de deportes que en invierno no se usaba por la cantidad de nieve que cae en esa zona.

Al llegar al colegio tuve la suerte que el director fuera de origen mexicano, por lo cual dí por hecho que podría fácilmente comunicarme con él en español, al menos los primeros días hasta que me aclimatara. 

Error. Sólo quiso hablarme en inglés.

El primer día me indicaron cual era mi “locker”, que no pude abrir hasta que aprendí que al candado se le deben dar varias vueltas antes de poner la combinación; me señalaron cuáles eran las clases a las que asistiría, dónde era el comedor, y qué ropa ponerme para ir al campo de deportes.

(más…)

La excusa de la falta de tiempo

28 abril, 2019 | Apuntes, Lo que me pasa, Vivencias | No hay comentarios

Mucho nos quejamos de la falta de tiempo para hacer lo que nos gusta; para ir al gimnasio; para salir a caminar; para leer.

Encontré un artículo en la web en la que un hombre dedicado a la publicidad en las redes sociales decidió dejar de consultar su teléfono celular por un mes. Solamente tendría la posibilidad de subir contenido a las redes, sin mirar los resultados ni seguir hilos de conversaciones, ni contestar whatsapp ni correos electrónicos que no se relacionaran estrictamente con su trabajo.

La excusa de la falta de tiempo
(más…)

Necesito un consejo de Kondo

10 abril, 2019 | Apuntes, Lo que me pasa, Vivencias | No hay comentarios

María Kondo te aconseja mantener todo en orden. Los cajones del placard, el escritorio, la heladera, la casa. Al ordenar eliminarás de tu vida varias cosas que te permitirán vivir con más lugar, y así encontrar en seguida las cosas.

El método Kondo ha revolucionado el mundo íntimo, haciéndonos la pregunta que ella postula: “¿esta chalina me hace feliz?”, si la respuesta es positiva la guardo, de lo contrario le “agradezco” los servicios prestados y la dono, regalo o transformo, pero si o si sale de casa.

(más…)

Aquellas bellotas

26 marzo, 2019 | Anécdotas, Lo que me pasa, Vivencias | 2 comentarios

Cuando era chica mi padre solía enseñarnos los nombres de los árboles. Nos mostraba sus colores, la forma de las hojas, nos detallaba los alrededores del lugar donde estaban plantados, y nos mostraba sus frutos. Ese era unos de sus hobbies.

Las mujeres de la familia también teníamos hobbies: tejíamos con dos agujas; tejíamos al crochet; mi abuela Claudelina  bordaba a máquina y a mano; cuidaba su jardín y criaba canarios que luego presentaba en competencias.

Todos teníamos algún hobby.

En la reunión familiar de los domingos nadie estaba mano sobre mano, sino que siempre hacíamos algo. En la sobremesa nos sentábamos en el comedor diario que tenía un enorme ventanal que daba al jardín. La luz entraba de lleno por lo que facilitaba todos los trabajos manuales. El tejido, el crochet, el bordado, la costura.

Mi abuelo y mi papá criaban gallinas. En el garage habían instalado una especie de incubadora donde alojaban primero a los pollitos, y en otro rincón del enorme jardín cuidaban un gallinero para cuando los pollitos crecían y pasaban a la categoría gallina.

En el otoño mi abuelo juntaba los coquitos de eucaliptus que luego ponía en una lata con agua sobre la estufa. El calor calentaba el agua y el eucaliptus aromatizaba el ambiente.

Papá juntaba bellotas del roble que crecía en la vereda cuyas ramas entraban al jardín por sobre la ligustrina, y en un invierno las preparó luego de lavarlas, las perforó con algún taladro especial y le hizo una cartera a mi mamá.

El fin de semana pasado, paseando por un campo en Uruguay, visité la huerta del lugar. Al abrir la tranquera para entrar vi el piso regado de bellotas, y esa imagen me trajo los recuerdo de mi infancia.

También me trajo una pregunta: ¿El gusto por los hobbies se hereda o se enseña?

BICHA de CLAUDELINA

A %d blogueros les gusta esto: