El colectivo 80

16 diciembre, 2020 | Anécdotas, Apuntes, Ejercicio creativo, Vivencias | No hay comentarios

0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Yo tenía doce años, me creía adulto, o al menos adolescente avanzado. Mis padres trabajaban y me habían dado permiso para ir a la casa de Federico después de la escuela.

Fede vivía a diez o doce cuadras de casa, o algo así. Yo me tomaba el 80 y llegaba en un ratito, sabía que me tenia que bajar en la parada siguiente apenas viera la parrillita “Don Pepe”. Ahí me levantaba y ya tocaba el timbre, cruzaba la avenida, caminaba una cuadra y ya estaba en su casa.

Había hecho ese viaje tres o cuatro veces, y siempre mis padres me iban a buscar a la tardecita, me volvía en auto con ellos.

Un día me tomo el 80, bajo en la parada siguiente a la parrillita de Don Pepe y me quedé en la casa jugando a los jueguitos. Era un viernes, como Federico tenía que ir a la casa de la abuela a eso de las cinco caminé una cuadra hasta la avenida, crucé la calle y me tomé el 80 para volver a casa.

Me senté en la parte de atrás del colectivo, los edificios del barrio de Belgrano fueron desapareciendo hasta que empecé a ver más casas; después ya había menos casas y más avenida con vereda, algunos lugares descampados. El tiempo pasaba y nunca llegaba a la parada del Mac Donalds donde siempre me bajaba.

El colectivo se empezó a vaciar, cada vez había menos pasajeros. Me asusté.

La llamé a mamá y le dije que estaba perdido; me preguntó el nombre de la calle donde estaba y le dije avenida de la Guardia; me dijo que no la conocía que me acercara al colectivero y le pregunte dónde estaba. Sin cortar el teléfono me levanté, fui hasta adelante de todo y le pregunté al chofer dónde estábamos. Me dijo que en Villa Lugano; le dije a mamá y se hizo un silencio raro; le pedí que me fuera a buscar. Me dijo que me llamaba en un minuto que cortara. Me senté en el asiento, el chofer me miraba por el espejo, con cara rara, me seguía mirando…

Me llamó mamá y me dijo que me había tomado el colectivo 80 al revés. En vez de hacerlo para mi casa lo hice para la terminal de Liniers. Que le dijera eso al colectivero y que le pidiera que me dejara en una parada del 80 que fuese para mi barrio de Belgrano. Me paré, le repetí todo y el hombre me dijo que me quedara tranquilo que me iba a avisar. Subió un amigo y se pusieron a charlar; yo pensaba que por favor no lo distraiga porque se iba a olvidar de mi.

A las diez cuadras más o menos el chofer paró en una esquina de la avenida de la Guardia, me señaló la senda peatonal y me mostró la parada con techo que estaba enfrente. Esperó que cruzara la calle y cuando llegué a la parada me levantó la mano.

No tenía monedas para poner en la máquina y pagar el pasaje; había un kiosco y la mujer no me quiso cambiar el billete. Me compré un alfajor y santo remedio. Vino el 80 y me subí, le dije al chofer que iba al barrio de Belgrano, apretó el botón en su tablero y me marcó el valor del pasaje, puse las monedas en la máquina y me salió el ticket. Yo tenía unos botines nuevos modelo Beckham que me habían regalado para mi cumpleaños. Los chicos que subían al colectivos los miraban, seguro se daban cuenta que eran bueno. Me asusté.

La llamé a mamá y se lo conté. Me dijo que me quedara tranquilo, que si estaba arriba del colectivo nada me iba a pasar; que me sentara cerca del chofer y que ella me esperaba con papá en la parada del Mac Donald.

Pasaron veinte minutos y no aparecía el Mac Donald; las calles empezaron a tener más edificios. Pasó más tiempo y el colectivo se fue llenando de gente, yo no me movía del asiento detrás del chofer. Se hizo de noche. Llegué al Mac Donald. Mamá y papá me estaban esperando en la parada.

Nunca me retaron.

 ♦♦♦♦♦

B I C H A

♦♦♦♦♦

⇒ Si quieres seguir mi blog de crochet, tejido y patchwork, aquí lo tienes

♦♦♦♦♦

⇒ Si quieres suscribirte a mi canal de You Tube, hazlo desde aquí

♦♦♦♦♦

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

, ,

About Author

about author

Osobicha

Hola soy Bicha, de Espacio Claudelina, el blog de tejido, crochet y patchwork; y de Reflexiones de Claudelina y Pitoco, un blog de escritura para divertirte y reflexionar. Pasá, disfrutá de la lectura, paseá conmigo a través de la escritura, observá las imágenes que se describen, comentá las emociones que te despierta ese panorama, compartilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: