El salto

16 julio, 2019 | Apuntes, Reflexiones, Vivencias | No hay comentarios

0 Flares Filament.io 0 Flares ×

El llamado del su abogado lo sorprendió. Ese no era un tema público. Las empresas no detallan cómo se ganan las licitaciones. El doctor le dijo que no tenía escapatoria. Quedaron en encontrarse en el estudio jurídico a las ocho. Eran las seis. Cerró la puerta del despacho de su oficina y se puso a repasar los eventos que le relató el abogado, Y que otros ya habían hecho; que era necesario que declarara  y dijera lo que sabía; que otros se adelantarían si él no lo hacía…Las manos se le congelaron, empezó a sentir frío, qué me pasa?, Pensó, transpiraba, los pensamientos se acumulaban en su cabeza y los hechos que los componían empezaron a formar un rompecabezas de acontecimientos que lo hicieron temblar. Primero la mano, luego la pierna, después sintió que la espalda se contracturaba.

Sonó el teléfono, era su hijo adolescente que se iba a natación; ese día le tocaba la prueba más difícil de su entrenamiento, tirarse del trampolín más alto; lo vas a lograr, quédate tranquilo.

Quiso pararse pero tenía los pies entumecidos, como si hubiera corrido una maratón con zapatos. Decidió dejar de preocuparse y no adelantarse tanto a los acontecimientos …Se fue al garage, sacó su auto y concurrió a la cita con el abogado. Llegó puntual, lo hizo pasar al despacho y le explicó que la causa en su contra había avanzado de una manera vertiginosa; que era necesario que tomara una decisión rápidamente, o se arrepentía o algún otro imputado le ganaría de mano.

Le sonó el teléfono celular, era su hijo: -Ya llegué al club papá, por suerte el profesor ya estaba en la pileta para poder practicar; dice que camine por el trampolín sin mirar para abajo, no sé si podré lograrlo.

-Quedate tranquilo, lo vas a lograr, le dijo antes de cortar para estacionar el auto.

Subió en ascensor hasta el estudio jurídico, y después que la secretaria lo anunciara se encontró con su abogado en el despacho. Ya frente a él sintió que las venas de la sien se agrandaron; minúsculas gotas de transpiración aparecieron en su frente, sintió una puntada en el estómago distinta a todas las que había vivido, era miedo, se pasó la yema de los dedos por las muñecas como presintiendo el frío de las esposas alrededor de ellas. No podía decidir porque no podía pensar, la imagen del abogado se le desfiguraba ante sus ojos, era como si fuera líquida, se agrandaba, se achicaba, se torcía. El doctor le hablaba y le explicaba pero no lograba entender en qué idioma se expresaba, o qué pretendía que hiciera.

Porqué le describía asuntos que no entendía? De pronto la imagen se centraba y se hacía nítida, de dos a seis años de prisión le decía, por haber pagado coimas a cambio de obtener una contratación millonaria; y otra vez la imagen del abogado se desdibujaba, tenía cuernos, era el diablo, le dolían las muñecas. Quédese tranquilo, no va a ir preso, el juez ya recibió su pago y no será necesario que pase la noche en prisión. El fiscal lo interrogará, usted responda todas las preguntas que después se va a su casa.

El color turquesa del agua de la pileta debía tranquilizar al joven que respiró hondo, trató de relajarse allá en lo alto del trampolín, caminó sopesando sus pasos, le dolía el estómago, le temblaban un poco las piernas, logró llegar al extremo. Saltó al vacío y se sumergió en el agua con un clavado perfecto. Diez absoluto le dio el jurado.

BICHA de CLAUDELINA

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

, , ,

About Author

about author

Osobicha

Hola soy Bicha, de Espacio Claudelina, el blog de tejido, crochet y patchwork; y de Reflexiones de Claudelina y Pitoco, un blog de escritura para divertirte y reflexionar. Pasá, disfrutá de la lectura, paseá conmigo a través de la escritura, observá las imágenes que se describen, comentá las emociones que te despierta ese panorama, compartilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: