0 Flares Filament.io 0 Flares ×
Incordio: dícese de lo que molesta, sea cosa o persona.

Los trámites son un incordio.

Buscar los papeles que nos piden para el trámite. Pagar las tasas. Peinarnos para la foto. Todo un incordio.
Ai Wei Wei – Fundación Proa – Buenos Aires 2018

Y si…

La noche anterior ya no dormís. Tenés miedo de quedarte dormida y seguir de largo, ya que para llegar dentro del horario del trámite tenés que levantarte de noche. Como si fuera un horario distinto al que te levantás cuando vas al trabajo!, y en realidad es el mismo. Te despertás antes que suene el despertador y el celular que también pusiste para que te alerte.

Te vestís y desyunás, y tenés la suerte de que justo esté lloviendo a cántaros. No importa, allá vas con todos los papeles para el trámite.

Llegás a la maldita oficina municipal, sacás número y esperás. Pasa gente y la atienden antes que vos, cuando viste clarito que llegó media hora después, y claramente te dás cuenta porque tienen el paraguas lleno de gotas de lluvia, y el tuyo ya se secó.

No importa, ya te va a tocar. Si, te toca. Querés sacar la licencia de conducir y resulta que tenés más multas que las que figuraban en la red. Entonces para qué te hicieron sacar el libre deuda online. Menos mal que es la licencia de conducir ya que si fuera la libreta de casamiento por ahí hasta te aparecen hijos que no conocías.

Sigue el trámite…

llega el momento de la foto. Con la espera, la lluvia y el pago de los multones de tránsito, tu cabello parece una peluca. No importa, total es una foto que no mostrarás todos los días.

De allí el trámite al psicólogo que te hace tres preguntas que contestás con humor, y por la cara que pone siempre te quedará la duda si no era mejor poner cara de mala, contestar y listo. Total…¿quien te conoce? Luego vienen los dibujitos que siempre te salen torcidos. ¿Eso será bueno o será malo? También te pregunta qué medicación tomás y vos le das el rosario de remedios: colesterol, presión, corazón.

Audición y vista: parece que 10 puntos. Llegás al médico y te dice que la conversación que vas a tener y las respuestas que des serán una declaración jurada. Ahí mismo te dice que la psicóloga le dijo que tomabas medicación, qué cuál es tu problema, que la ley pide certificado para esto y aquello y que si no lo llevás no hay licencia de conducir.

Pero si en internet no pedían certificado de salud, o al menos no te lo enumeran dentro de tooooodos los papeles que había que juntar para el trámite.

Finalmente, no hay licencia de conducir. “Vaya a ver al cardiólogo, que le firme este comprobante de que usted está en perfectas condiciones, y vuelva sin turno.“ Y así te vas con las manos vacías.

Para la próxima vez ya aprendí…

soy  virgen, no tomo ni geniol, no tengo familia ni deudas, el auto me lo donó una tía y la casa donde vivo es un préstamo temporario de ,i prima. Por las dudas, para que pueda dar por finalizado el trámite el mismo día que lo empiezo!

#desafio30blog #dia4 # MaitenaCaiman

 ♦♦♦♦♦

B I C H A

♦♦♦♦♦

⇒ Si quieres seguir mi blog de crochet, tejido y patchwork, aquí lo tienes

♦♦♦♦♦

⇒ Si quieres suscribirte a mi canal de You Tube, hazlo desde aquí

♦♦♦♦♦

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

, ,

About Auther

about author

Osobicha

Hola soy Bicha, de Espacio Claudelina, el blog de tejido, crochet y patchwork; y de Reflexiones de Claudelina y Pitoco, un blog de escritura para divertirte y reflexionar. Pasá, disfrutá de la lectura, paseá conmigo a través de la escritura, observá las imágenes que se describen, comentá las emociones que te despierta ese panorama, compartilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: