Tener un blog

0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Leyendo un mail de Maitena Caimán sobre la vicisitudes de tener un blog o no tenerlo, me di cuenta que tenerlo significaba la tarea de escribir en él, publicar fotos, sacar o buscar fotos, darle contenido a las entradas, y en definitiva, adoptarlo como una tarea, al menos, semanal.

¿Vale la pena tanto trabajo? Si en él no vendemos nada, ni nos reditúa un peso.

Tener un blog

 

Veamos…

Luego de leer la reflexión que me mandó en la newsletter Maitena Caiman, me quedé pensando si en verdad era necesario tener un blog. Hablo de quienes queremos tenerlo, ya que no es una obligación de la sociedad actual estar online.

No es necesario que nuestros pensamientos sean compartidos en la web si no lo queremos, pero sí son un lugar de reflexión para quienes queremos compartir una parte de nuestras habilidades, como en mi caso que en Espacio Claudelina comparto patrones de crochet, patchwork, tejido y paseos por exposiciones de Arte Textil. En el blog también comparto mis viajes temáticos sobre los lugares para comprar hilos, telas, o los trabajos de artistas y los negocios de quilting y lanas, ya sea en Jujuy, Argentina o en Vermont, Estados Unidos.

En el blog incluyo entrevistas, inquietudes, y también la tarea solidaria de donar mantas de bebé a medida que se juntan en mi taller y que me llegan de varias tejedoras amorosas. Todo está allí publicado.

Otras opciones…

existen en esto de tener o no un blog, que es tenerlo cerrado al público a modo de diario personal. Allí se vuelcan los pensamientos, miedos, alegrías y proyectos sin interferencias de las opiniones ajenas.

Y también hay blog que son diarios, pero abiertos al público, como Pensar en el Atasco, que lleva más de 10 años publicando expresiones personales, desafíos y opiniones sin importar si lo leen una, dos o mil personas.

Creo que en cada una de las opciones existe la necesidad de expresarse, de escribir aquello que nos ronda en la cabeza y que al volcarlo sobre el papel nos libera de tenerlo presente en nuestra mente golpeando nuestra paciencia. Escribir lo que nos pasa es catártico. Si son malos momentos, los dejamos escritos en el papel y por un tiempo nos alivianamos la carga de sostenerlos en nuestra cabeza hasta que lo resolvemos. Si lo escribimos, lo dejamos asentar hasta el momento en que estamos listos para resolverlo.

Ahora si…

lo que nos pasa es algo alegre y divertido, lo escribimos para compartirlo, para que otros también se rían y esa risa nos vuelva como una buena vibra.

Tener un blog es en definitiva, un buen lugar donde encontrarse con gente que le gusta lo mismo que a nosotros, y eso ya es mucho decir, porque ni entre nuestros amigos sucede que nos gustan las mismas cosas.

#desafío30blog #día2 #MaitenaCaiman

 ♦♦♦♦♦

B I C H A

♦♦♦♦♦

⇒ Si quieres seguir mi blog de crochet, tejido y patchwork, aquí lo tienes

♦♦♦♦♦

⇒ Si quieres suscribirte a mi canal de You Tube, hazlo desde aquí

♦♦♦♦♦

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Publicado por

Osobicha

Hola soy Bicha, de Espacio Claudelina, el blog de tejido, crochet y patchwork; y de Reflexiones de Claudelina y Pitoco, un blog de escritura para divertirte y reflexionar. Pasá, disfrutá de la lectura, paseá conmigo a través de la escritura, observá las imágenes que se describen, comentá las emociones que te despierta ese panorama, compartilo.

3 comentarios sobre “Tener un blog”

  1. Como escuché ya varias veces, como tenes tiempo para hacer tantas cosas ?? ? jajaj ?
    Admiro tú facilidad para escribir, seguí disfrutando de esta parte de tú vida que es muy importante para vos

  2. ops, soy mala amiga, recien me doy cuenta de tu reto… 30 días.. jjjjj es que estoy dispersa como hace mucho no lo estaba.
    ánimos, a veces se hace cuesta arriba.. bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.