Baccarat cósmico

15 marzo, 2016 | Sin categoría | 2 comentarios

0 Flares Filament.io 0 Flares ×

New York.

Enero 2016.

Tormenta monstruo.

4 mujeres.

Restaurante Baccarat.

Había que pasar el momento hasta que habilitaran la salidas de los 11.000 vuelos suspendidos.

Y lo pasamos de maravilla.

MIA-NYC2016 (110)

La divergencia de orígenes hizo que la conversación fuera protagonista. Porque los modismos de Argentina y Colombia le dieron acento al discurso, y música a las risas.

La comida era servida por un grupo de mozos que hablaban indistintamente en francés, español e inglés; y fue presentada de una forma exquisita. Entre plato y plato nos dieron otros para degustar.

Cada plato con su explicación, en combinación con la forma de la porcelana, y los cubiertos que acompañaban. El ambiente del restaurant era exclusivo. La luz tenue. Y todo ello regado por las divinas lámparas de cristal de Baccarat, por supuesto; todos las cuales eran de color transparente salvo UN cristal que era rojo furioso. Un detalle.

En ese ámbito, Juana contó la experiencia de su marido, quien para poder superar un problema de tipo personal, y a pesar de su master en economía, su trabajo en New York, su carrera en negocios, y los pies bien puestos sobre la tierra, decidió internarse en lo profundo de Perú, cerca del Amazonas, con el chaman de la tribu de los Shipibos, e introducirse en el mundo de la ayahuasca, una droga alucinógena que la tribu conoce y aplica desde tiempos inmemoriales.

Confieso que nunca había escuchado un relato similar.

Mi asombro y la necesidad de conocer todo lo que Juana contaba, hizo que los platos, el vino, el baccarat, la cena, los invitados y las luces, desaparecieran del lugar y que Juana sea lo único que mis sentidos podían registrar.

Cuando Juana terminó el relato, detallado, extraño, preciso, lleno de respuestas a todas mis preguntas, y cuando ya creía que no podía procesar más información por esa noche, su hermana Adriana, que estaba sentada al lado mío, contó que ella también había pasado por esa experiencia frente a un problema en particular, pero no en Perú sino en Boston.

Tamaña experiencia mereció que reuniera energía para escuchar su relato, en vivo y en directo, con la protagonista. Que volviera a asombrarme, a fascinarme, a concentrarme en su peregrinar hasta dar con el chaman inglés y detallar los efectos del té alucinógeno que tomó. Todo ello supervisado por su madre, que la acompañó durante esa jornada, mientras bordada punto cruz, como corresponde a una madre Claudelina.

Al final de la noche pregunté si esas experiencias tenían un nombre, Anaconda Cósmica me dijeron, y así fue como empecé a leer sobre el tema, sin dejar nunca de asombrarme.

Pido perdón si a mi hermana le saqué el protagonismo esa noche frente a sus amigas.

Agradezco a Juana por su relato, quien algún día me gustaría que lo haga ella y no yo, por lo que está invitada a hacerlo aquí mismo.

Bendiciones para Adriana que va a ser mamá.

B I C H A

♥♥♥

 Si quieres seguir mi blog de crochet, tejido y patchwork, aquí lo tienes

♥♥♥

Si quieres suscribirte a mi canal de You Tube, hazlo desde aquí

♥♥♥

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

, ,

About Author

about author

Osobicha

Hola soy Bicha, de Espacio Claudelina, el blog de tejido, crochet y patchwork; y de Reflexiones de Claudelina y Pitoco, un blog de escritura para divertirte y reflexionar. Pasá, disfrutá de la lectura, paseá conmigo a través de la escritura, observá las imágenes que se describen, comentá las emociones que te despierta ese panorama, compartilo.

2 Comments
  1. Nani

    Muy buen relato..provocó en mi el deseo de haber querido ser la quinta mujer ese día tormentoso de enero de 2016 en el Restaurante Baccarat de New York. Felicitaciones Bicha!! =)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: