Las cosas simples

Leyendo un texto de Georges Perec, “ Lo infraordinario”, una oda a las cosas simples, me disparó el análisis de la rutina del  trabajo.

Cuántas horas de nuestro día pasamos anestesiados en un lugar al que llamamos trabajo?, y que sin darnos cuenta las cosas que allí nos ocurren se van metiendo en nuestro cuerpo de a poco, sin que nos demos cuenta, de manera constante e irremediable.

Las cosas simples

Continúa leyendo Las cosas simples

Duro de entendederas

Cabeza dura, empecinado, terco como una mula serían los sinónimos de la expresión duro de entendederas.

Vaya uno a saber de dónde sale esa expresión.  Lo cierto y claro es que las personas a las cuales les caben esas definiciones, nunca se dan por aludidas.

Son personas tenaces, inteligentes, pero cuando una idea se les pone en la cabeza no hay forma de cambiárselas.

Lo peor de esa actitud no es su terquedad, sino el cúmulo de justificaciones que pergeñan  en sus cabecitas para poder sostener ese empecinamiento.

Continúa leyendo Duro de entendederas