Desenganchate

0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Como los vagones de un tren, desenganchate

Si, los vagones llevan carbón, que ensucia.

Piedras, que pesan.

Madera, que lastima con sus astillas.

Lo mismo pasa con las personas: te ensucian, te pesan, te lastiman.

Desenganchate de esos vagones.

ref-deseng-2016-1

La gente cree que porque los mirás pueden decirte todo lo que en ese momento están pensando.

No importa si su energía es negativa. No importa si a vos te importa.

Solo quieren deshacerse de las necesidades que tienen, y que vos las recibas para así saber que ya no tienen que ocuparse de ellas.

Te tiran sus dudas para que vos las transformes en concreciones.

Te tiran sus deudas para que vos completes los montos que faltan.

Te tiran consejos que ellos nunca llevarían a cabo.

Total, vos podés sobreadaptarte a las circunstancias, y ellos no las necesitan porque ya se descargaron.

De todo eso: desenganchate.

Como los vagones del tren.

Eso sí, sabé que a partir de allí deberás hacer tu propio camino.

Ya no estarás para escuchar lo que los otros te tiran.

Ya no escucharás sus consejos desaconsejables.

Ya no estarás lista para enlistar sus necesidades.

Ya no estarás allí para afrontar sus deudas.

Porque a todo ello deberás decirle “no”.

Desenganchate de esas energías, desenganchate de esa gente, y aprendé a ocupar tu tiempo en tus cosas.

Eso te llevará un tiempo de aprendizaje.

Y…si, un tiempo para aprender a escucharte, a entenderte, a permitirte ver tus necesidades.

Y también a perder el miedo de verte en un espejo, sin las interferencias de los que te rodeaban antes.

Animate, hacé la prueba.

Sé valiente.

Los vagones del tren sin la locomotora no son nada…

hasta que se transforman en elegantes restaurantes.

ref-deseng-2016-2
“Le train blue”, Bloomingdale’s, New York

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Publicado por

Osobicha

Hola soy Bicha, de Espacio Claudelina, el blog de tejido, crochet y patchwork; y de Reflexiones de Claudelina y Pitoco, un blog de escritura para divertirte y reflexionar. Pasá, disfrutá de la lectura, paseá conmigo a través de la escritura, observá las imágenes que se describen, comentá las emociones que te despierta ese panorama, compartilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *